Construyendo escenarios futuros para la tecnología cívica en América Latina

Las piezas del ecosistema están en nuestras manos, ¿cómo empezar a construir juntos los escenarios por venir para los datos abiertos y la tecnología cívica? Hoy publicamos la tercera bitácora de nuestro encuentro de generaciones ALTEC en Medellín, Colombia donde discutimos las oportunidades para el trabajo colaborativo a futuro en la región.

¿Te has preguntado hacia dónde vamos como ecosistema? Esta podría ser una pregunta fácil de responder si del destino se trata, pero cuando buscamos construir los caminos para andar hacia ese objetivo en común nos enfrentamos con una tarea compleja y titánica que sólo podemos responder  en equipo.

Durante nuestro encuentro en Medellín, las 20 iniciativas del ecosistema ALTEC pusieron manos a la obra para identificar las principales oportunidades para el futuro colaborativo de la tecnología cívica. Más allá del fin común por el cambio social de la región, las organizaciones compartieron las piezas de un rompecabezas de retos y oportunidades que poco a poco fue dibujando los escenarios futuros de nuestro ecosistema.

Las piezas del ecosistema: suelo, pasto y cielo.

A través de una dinámica grupal, las organizaciones construyeron – desde sus perfiles y experiencias – las oportunidades de un futuro común a partir de los desafíos que implica el trabajo de datos y tecnología cívica hoy en día. Así, cada grupo definió las oportunidades para resolverlos en un esquema de suelo, pasto y cielo.

En el suelo se colocaron aquellas oportunidades que están por sentadas en las organizaciones, es decir, lo mínimo indispensable como acuerdos básicos al interior de los proyectos o cosas que deben hacer las organizaciones: reportes, informes, indicadores, resultados, entre otros.

El pasto son aquellas cosas que señalan una mejora para los proyectos más allá de lo que nos toca hacer o quisiéramos hacer. Aquí también están las acciones que nos permiten caminar hacia las pequeñas victorias de las iniciativas.

A partir de estas dos etapas, es posible llegar al cielo de las oportunidades. Es aquí donde se dibuja la visión de futuro que queremos construir como ecosistema.

Construyendo los escenarios futuros.

  • Actores y alianzas: involucrar a nuevos actores.

Lucia Pardo de la iniciativa Río Abierto compartió las discusiones grupales sobre las oportunidades del ecosistema en términos de alianzas y actores.

En el suelo se mencionó la oportunidad de construir un directorio de capacidades para conocer la oferta y demanda dentro del propio ecosistema, un mapa de alianzas estratégicas de AVINA – ALTEC y el uso de grupos de Telegram para mantenerse al día de lo que hacen las demás organizaciones aliadas.

En el pasto surgió la idea de pensar pasantías entre proyectos, construcción de redes de microayudas, profundizar un mapa de aliados de segundo grado para sumarlos y hacerlos parte de los proyectos, aprovechar la diversidad de perfiles para construir un mapa de medios de comunicación aliados con impacto regional.

En el cielo se dibujó una visión de futuro colaborativo a través ferias que ayuden a construir alianzas de monetización para las iniciativas y espacios para compartir alianzas, protocolos abiertos y finanzas transparentes que permitan sumar a más actores.

  • Técnicas y tecnología: brecha digital.

Fernando Uval del proyecto Elijo Estudiar presentó las oportunidades para la técnica y la tecnología en el ecosistema.

En el suelo se dibujó como oportunidades el hecho de identificar las necesidades antes de tomar decisiones tecnológicas a través del involucramiento de usuarios, expertos, técnicos y gestores; prototipar soluciones y hacer del testeo y la documentación una práctica habitual, seguridad y privacidad en los diseños, apoyar a otras organizaciones a través de un fondo de cooperación, construir un sentido de pertenencia de los desarrolladores hacia los proyectos y conocimiento integral del proyecto por parte de los gestores.

En el pasto se pensó como oportunidad construir un fondo de cooperación a través de un espacio seguro para el intercambio de recursos entre proyectos, incluir el feminismo en el desarrollo tecnológico, construir espacios de trabajo en común donde se pueda sistematizar lo que hace cada proyecto, apostar por un desarrollo ético de la tecnología y construir un manual de buenas prácticas.

En el cielo de las oportunidades a futuro, los aliados propusieron impulsar la paridad e inclusión en equipos de desarrollo tecnológico y construir un sistema de comunicación y de intercambio entre organizaciones.

  • Audiencias: recuperar la confianza, verificación, vulnerabilidad

Romina Colman del proyecto A qué precio expuso el mapa de oportunidades para las audiencias dentro del ecosistema.

En el suelo se mencionó la co-creación con los público, identificar a las audiencias y formas adecuadas de comunicación y construcción de proyectos acorde a las agendas cotidianas de las audiencias.

En el pasto se ubicó la escucha activa de las audiencias,  identificar y definir indicadores adecuados, aumentar la calidad de la participación e identificar las formas adecuadas de comunicación.

En el cielo del futuro conjunto se destacó la toma de decisiones inclusivas y democráticas y que los proyectos tengan la capacidad de fortalecer a las organizaciones.

  • Sostenibilidad organizacional: financiamiento, crecimiento, planificación y modelo de negocios

Juan Pablo de Wingu presentó las oportunidades para la sostenibilidad del ecosistema a futuro.

En el suelo se destacó el análisis de costos variables y fijos, desarrollar un estudio de mercado, entrenamiento de modelo de negocios y diversificar las fuentes de financiamiento.

En el pasto se propuso un mapeo colectivo del ecosistema, la elección de una persona para el área de ventas hasta conformar un equipo, innovación del producto, tener una herramienta de medición de oportunidades para saber los tiempos, desarrollo de estrategias de cobro y visualización a largo plazo para el financiamiento de proyectos.

En el cielo está la integración de un área de ventas, las prácticas de autodiagnóstico y una autoridad con capacidad de evaluación.  

  • Proyectos en particular e impacto: la escala, los incentivos, la burocracia, los liderazgos

Maximiliano Luft de Zigla presentó las oportunidades de los proyectos para construir un futuro colaborativo.

En el suelo de las oportunidades se mencionó el hábito y disciplina para medir y reportar datos, incluir en la planificación la disponibilidad de recursos técnicos, humanos y financieros de los proyectos, el compromiso de los proyectos desde una perspectiva realista, transversalización de enfoques y construir una matriz de aprendizajes para dialogar con otros proyectos.

En el pasto la idea es fortalecer la capacidad de las comunidades, desarrollar ciclos de involucramiento, colaboraciones multiorganizacionales, visualización de buenas prácticas y aprendizajes que permita una celebración periódica de las pequeñas victorias.

En el cielo se pensó en construir una estrategia colectiva regional y una evaluación de impacto en cambios de comportamiento cultural y transformaciones colectivas en los ambientes donde los proyectos buscan impulsar un cambio.

  • Valores: diversidad, horizontalidad, paridad.

En el suelo se colocaron las oportunidades para hacer fértil este proceso. Aquí se mencionó la necesidad de incluir una dimensión ética para hacer posible la socialización en varios niveles, establecer un sistema de valores, ejercicios de diagnóstico, inclusión de una dimensión de género, poner en la mesa temas de conciliación.

En el pasto se ubicó la oportunidad de construir de forma colaborativa los códigos de ética, apostar por su apropiación institucional y voluntad política para contagiar las relaciones con otros ecosistemas.

 

En el cielo de los valores se propuso la construcción de espacios y relaciones libres de violencia y un sistema de valores inclusivo.

A través de estos suelos, pastos y cielos de oportunidades podemos dibujar escenarios favorables y colaborativos para el ecosistema de datos y tecnología cívica en América Latina. Ahora hay que poner manos a la obra para alcanzar ese cielo de oportunidades que nos harán el camino más enriquecedor para un cambio social en la región.