2018 inicia con buenas noticias para quienes trabajan con tecnologías cívicas

En un año lleno de retos y oportunidades para el ecosistema de la tecnología cívica, febrero marcará un punto muy positivo cuando se den a conocer las nuevas iniciativas que serán apoyadas por  ALTEC, 

El ecosistema de tecnología cívica está cambiando en sus formas, colores y sabores. Cada día somos más organizaciones y países que buscan el cambio social en América Latina a través de herramientas de participación, monitoreo y transparencia. A menos un mes de comenzar el 2018: ¿qué podemos hacer nosotros para mejorar el impacto de estas iniciativas en la región? ¿cuáles son los retos y oportunidades que tenemos en el camino? ¿qué tareas están en nuestras manos?

Ante tantos interrogantes, elegimos iniciar el año con una buena noticia. Estamos en estos momentos avanzando en el proceso de evaluación de propuestas recibidas para elegir a la próxima generación de proyectos apoyados por ALTEC. Pronto confirmaremos la fecha en la que haremos públicos los nombres de los elegidos, pero adelantamos que será en febrero.

Después de explorar la flora y fauna de nuestro ecosistema de tecnología cívica con datos y estadísticas de la Convocatoria 2017 de ALTEC, decidimos identificar los próximos retos y oportunidades que nos esperan con todos los cambios que están viviendo las organizaciones, tanto en sus prácticas internas como en sus intereses.

Para este 2018 tenemos claro que nuestra forma de hacer las cosas no puede ser la misma si queremos transformar la vida de las personas en América Latina y aprovechar al máximo las capacidades de los nuevos actores que se siguen sumando. Por eso, uno de los retos en puerta será incluir a las empresas privadas y a los organismos de gobiernos en el desarrollo de tecnologías para el cambio; acercarlos al ecosistema de tecnología cívica y vincularlos con actores de la sociedad civil como fundaciones y universidades que han explorado este camino desde hace casi 15 años.

Si nuestras cifras dicen que las empresas privadas y los organismos de gobierno con 2 años o menos son casi el 17% del total de los actores del ecosistema, entonces nuestra responsabilidad será construir más y mejores espacios para que estos actores puedan relacionarse con otras organizaciones y caminar de la mano con proyectos que tengan un impacto en lo online y offline.

Los retos no sólo estarán en el número y diversidad de actores, también en las prácticas y dinámicas al interior de cada una de estas organizaciones, ya sea de la sociedad civil, del sector privado o del gobierno. En este sentido, tenemos frente a nosotros el reto de cambiar las prácticas de exclusión y violencia de género que se vive al interior de estas organizaciones para construir juntas y juntos un ecosistema de tecnología cívica seguro y libre de violencia para que más mujeres puedan acceder a cargos directivos y roles de liderazgo.

Esta no será tarea fácil, ya que cada organización tiene prácticas y niveles de inclusión diferentes. Por ejemplo, el 52.25% las organizaciones de la sociedad civil tiene más del 50% de mujeres entre sus cargos administrativos y directivos, mientras que sólo el 30.22% del total de las empresas tienen ese porcentaje de empleadas. Sin embargo, son las empresas con menos del 25% de empleadas donde el 48.65% ocupan cargos directivos y 30% posiciones de liderazgo.

Los porcentajes sobre la participación de las mujeres en el ecosistema de tecnología cívica apenas son una aproximación a la perspectiva de género en sus prácticas cotidianas; por eso será necesario trabajar a profundidad con cada organización y proyecto para construir una ecosistema con enfoque de género que tenga un impacto real en la vida de las mujeres que participan al interior de éste.

Otro reto importante será sumar a más actores de Centroamérica en el desarrollo de iniciativas de tecnología cívica para la región a partir de nuevos procesos de participación que hagan posible una distribución más equitativa de los actores que trabajan con tecnología cívica. Si bien el ecosistema cuenta con 64 organizaciones en Centroamérica, esta cifra sólo representa el 10.92 % en comparación con el 70.31% de actores que se concentran en los países de América del Sur.

Todavía queda un largo camino por recorrer para aprovechar los cambios que vive nuestro ecosistema; identificar las áreas de oportunidad nos da un panorama más certero sobre las estrategias y acciones que podemos implementar como alianza este año.

Te invitamos a estar atento a nuestro Facebook, Twitter e Instagram donde muy pronto daremos a conocer más información sobre las iniciativas seleccionadas como nueva generación de ALTEC.

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.
Categorías
Archivos
agosto 2018
L M X J V S D
« Jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Suscríbete al Newsletter
Para recibir más información de Altec
Nuevos Tweet