Los datos abiertos le harán frente a la violencia de género en América Latina

La violencia de género en América Latina está replanteando la función del ecosistema de datos y tecnología cívica en la región a través del surgimiento de más espacios para desarrollar iniciativas con un enfoque de igualdad y con soluciones tecnológicas que hagan frente a esta problemática en la región.

¿Qué papel está jugando la tecnología cívica en América Latina? ¿Cómo se está organizando el ecosistema para desarrollar iniciativas que hagan frente a estas problemáticas? ¿De qué manera participa la generación ALTEC y la Plataforma de Innovación con Sentido en este esfuerzo? Nos dimos a la tarea de entrevistar a dos de las mujeres que están trabajando en iniciativas que abordan el tema de la violencia de género desde la tecnología cívica y los datos abiertos.

Por un lado conversamos con María Lutterbach de Gênero e Número, medio de comunicación en Brasil seleccionado en la segunda generación ALTEC que busca desarrollar un Mapa sobre la Violencia de Género; y por el otro con Silvana Fumega, quien impulsa una iniciativa para estandarizar datos de feminicidios en América Latina, y cuyo primer taller piloto se realizó en Argentina, a través de la Iniciativa Latinoamericana por los Datos Abiertos (ILDA) con el apoyo y acompañamiento de IDRC, Fundación Avina y el CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, mediante su iniciativa conjunta: la Plataforma de Innovación con Sentido.

Si bien estas iniciativas no se están desarrollando en el mismo país, a nivel regional representan el inicio de un largo camino que organizaciones e iniciativas está recorriendo para combatir la violencia de género.

Mapa de la Violencia de Género

Desde abril de este año, Gênero e Número se sumó al ecosistema ALTEC a través de una iniciativa que tiene como objetivo fortalecer el debate sobre la violencia de género a través del acceso geolocalizado a datos, noticias y servicios de apoyo relacionados con este tema en Brasil.

María, una de sus integrantes, nos platicó que frente a la cuestión urgente de la violencia de género en Brasil, ellas buscan que el acceso permanente a datos sobre violencia de género para monitorear lo que pasa en el país y de esta forma el mapa se convierta en un primer paso para lograr incidencia en políticas públicas.

¿En qué consiste este mapa? ¿Qué encontraremos en él? ¿Cuál será su metodología para fortalecer la discusión y visibilizar la violencia de género? María nos explica que el mapa tendrá 4 capas principales:

  1. Datos oficiales sobre violencia de género de 26 provincias más el Distrito Federal en Brasil que estarán cruzados con datos de organizaciones para consulta y herramienta de búsqueda. Algo importante a destacar es que los datos estarán geolocalizados.
  2. Si bien ya tenemos los datos, el marco legal donde se inscriben también formará parte de este mapa.
  3. Las noticias sobre casos de violencia de género se sumarán al tercer apartado del mapa a través una herramienta para indexar noticias y mejorar su búsqueda.
  4. Las noticias sobre casos de violencia de género se sumarán al tercer apartado del mapa a través una herramienta para indexar noticias y mejorar su búsqueda.

A través de estos ejes, el mapa buscará ser un contenido de calidad y de incidencia en Brasil. En este sentido, María sabe que los retos que vienen para la construcción de este mapa pueden encontrar a un aliado en la siguiente iniciativa que está trabajando el tema de estandarización de datos sobre feminicidios.

Estandarización de datos sobre feminicidios

Desde hace un año, ILDA ha trabajado en el desarrollo del programa Género, datos y seguridad para explorar de qué forma el uso de la tecnología cívica y los datos abiertos pueden incidir en el contexto de violencia de género que vivimos en América Latina.

Una de las voces que dirige este esfuerzo es Silvana Fumega, quien conversó con el equipo de ALTEC sobre los primeros pasos de esta iniciativa que busca transformar la calidad de datos sobre feminicidios para incidir en el desarrollo de políticas públicas, acceso a la justicia y un mayor entendimiento sobre la realidad de violencia de género en América Latina.

¿Por qué existe la necesidad de hacer una estandarización de datos sobre feminicidios en la región? ¿cuál es el diagnóstico que motiva al desarrollo de esta iniciativa?

Teniendo como referencia que uno de los últimos esfuerzos de medición regional fue realizado por Cepal en 2014, desde ILDA se comenzó a pensar en la necesidad de procesos de estandarización de datos de feminicidios en la región. Es decir, no solo mejorar los procedimientos para “contarlos” sino también sobre el contexto en el que se producen, entre otros elementos

Es por ello que el primer intento de diagnóstico surgió en los días previos a AbreLATAM + ConDatos en Costa Rica durante 2017, donde organizaciones, ciudadanos y académicos acordaron la necesidad de pensar un estándar de datos sobre violencia de género frente a la disparidad de registro entre un país y otro.

ILDA construyó un documento vivo con las experiencias de los participantes y de otros actores relacionados con el tema para empezar a trabajar en la estandarización de datos sobre feminicidios por alguna parte de la región, en este caso, Argentina.

Una de las primeras actividades que se organizaron para empezar a trabajar en los datos sobre violencia de género fue el Taller de Estandarización de Datos sobre Feminicidio en la ciudad de Mendoza.  Los aprendizajes de este primer encuentro se sumaron a los de un segundo taller en Uruguay junto con Agesic y nuestros aliados de DATA donde se presentó la iniciativa y se compartieron los desafíos que viven a nivel local en el proceso de recolección de datos sobre feminicidios.

Estos primeros acercamientos sirvieron de base no sólo para conocer los tipos de datos que se tienen, sino para ver los problemas en común que comparten las provincias al momento de pensar la estandarización de datos sobre feminicidio. Aquí, Silvana Fumega nos compartió algunos de los retos que podrían ser una constante al momento de pensar este proyecto a nivel regional:

  • Qué contamos cuando contamos, es decir, existe un proceso casi artesanal en el proceso de definición de un feminicidio que no se puede automatizar; sino que requiere el conocimiento de distintas personas sobre el tema.
  • Falta de capacitación de los operadores del poder judicial con perspectiva de género. En muchos casos, los feminicidios se califican sólo como homicidios, al ser un proceso más fácil que invisibiliza el problema.
  • Tipologías distintas para definir qué es un feminicidio.

Más allá de los datos, los procesos de recolección deben estandarizarse para que los gobiernos entiendan mejor los fenómenos de violencia de género en la región y puedan desarrollar mejores políticas públicas tanto de prevención como de sanción. Es así como dos iniciativas que trabajan en dos países distintos el tema de la violencia de género desde los datos y la tecnología cívica, comparten reflexiones y procesos en común que ayudarán a que el uso posterior de los datos pueda tener un impacto en la prevención de este tipo de violencia, en el desarrollo de mejores políticas públicas, en mejores investigaciones, en el ejercicio de justicia para las víctimas, entre otros.

La Plataforma de Innovación con Sentido y datos abiertos.

Una buena parte de la vocación de ALTEC e ILDA por la promoción de datos abiertos vinculadas a la igualdad de género se conecta con la importancia estratégica de este enfoque para la Plataforma de Innovación con Sentido. La Plataforma percibe los datos abiertos como uno de los caminos más simples y potentes para avanzar la agenda de desarrollo económico, social y ambiental, pues -por ejemplo, a través del apoyo a iniciativas que hacen un uso innovador e inteligente de los datos disponibles- es posible contribuir desde los tres sectores de la sociedad a establecer mejores políticas públicas que a su vez se traduzcan en cambios positivos en la calidad de vida de las personas en base a innovaciones

La Plataforma es una alianza estratégica entre organizaciones globales, regionales, nacionales y locales, que ponen sus capacidades al servicio de la promoción de procesos colaborativos más amplios, integrando 3 tipos de innovacion: social, tecnológica y en modelos de negocio (entendidas en su conjunto como: Innovacion con Sentido) para generar mayor impacto y acelerar el cambio social hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible:

  • Innovación Social: Es el proceso de generación de soluciones a problemas sociales, articulando a la sociedad civil, el sector público y el sector privado en busca de mayor impacto, eficacia y escala.
  • Innovación Tecnológica: Conecta ciencia y tecnología con pobreza. Acelera y profundiza los procesos de transformación que reducen la desigualdad en la sociedad, mitigan el impacto climático y promueven una economía de bajo carbono.
  • Innovación en Modelos de Negocio: Busca implementar modelos de negocio que tengan en su esencia el impacto social y ambiental para crear un sistema económico virtuoso, sustentable e integrador.

Así, los datos abiertos, pensados bajo una lógica de mapas, privacidad y usos a través de actores múltiples, buscan visibilizar un problema que atraviesa a toda la región: la violencia de género.

Si quieres conocer más sobre estas iniciativas sigue las redes de ILDA y Gênero e Número.

Archivos
diciembre 2018
L M X J V S D
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Suscríbete al Newsletter
Para recibir más información de Altec
Nuevos Tweet