Experiencias sobre jóvenes y construcción de paz en el segundo webinar de Región de Datos

En el marco de las publicaciones de Región de Datos, organizamos el segundo webinar sobre las historias que impactan a América Latina con datos y tecnología cívica. En esta ocasión el turno fue para la iniciativa Paz en Construcción de Fundación Mi Sangre y Movilizatorio.

Este ejercicio reunió las voces y experiencias de un grupo de mujeres involucradas en dicho proyecto y que apuestan por la innovación política en la región. 

Laura Rico de Fundación Mi Sangre, Juliana Uribe de Movilizatorio y Ximena Torres del programa Innovación Política de Fundación Avina participaron en este ejercicio moderado por Lucía Abelenda  de ALTEC, Fundación Avina y Jordy Meléndez, director de Distintas Latitudes. 

¿Cómo surge esta iniciativa? Laura y Juliana nos compartieron parte de los objetivos de sus organizaciones, así como las herramientas que conjuntaron para hacer posible el nacimiento de Paz en Construcción para incentivar la participación juvenil en Colombia. 

Juliana lo nombró como un “encuentro de saberes”, donde fue posible compartir metodologías y herramientas para comenzar a movilizar a las y los jóvenes. 

Desde Fundación Mi Sangre, Laura destacó que pusieron a disposición su metodología de participación y activación de jóvenes para hacer frente a la violencia en Colombia, mientras que Juliana de Movilizatorio mencionó el valor del laboratorio de participación ciudadana e innovación social para acelerar la participación.

“El poder tan grande que hay detrás es la organización online y offline para las causas de la construcción de paz en Colombia”, destacó Juliana. 

Ximena Torres, quien además de ser parte de Fundación Avina, es originaria de Colombia, habló sobre la importancia que tiene este proyecto en el contexto de los acuerdos de paz:

“Esta generación no vivió los 50 años de guerra, hoy tenemos una gran oportunidad con los jóvenes: el escenario, la ciudad, el territorio, las y los jóvenes son la oportunidad para aterrizar estos proyectos.” 

Laura destacó que los jóvenes les han dado lecciones importantes sobre la creatividad y la fuerza que tienen para transformar sus entornos: “Los jóvenes no son apáticos, ellos están cansados de vivir en un contexto de guerra y se han reconocido como actores resilientes.”

Romper con algunos mitos sobre la participación de las y los jóvenes fue un primer paso para reflexionar sobre el papel de la tecnología cívica y el cambio social: 

“La tecnología cívica es poner la tecnología al servicio de la ciudadanía a través de un laboratorio. No hay recetas. Para nosotras siempre ha sido un tema de entender esos ejercicios de tecnología pero adaptados a la realidad de Colombia”, destacó Juliana Uribe.

La implementación de esta tecnología ha estado atravesada por retos y aprendizajes. Laura Rico nos compartió que al principio de este proyecto pensaron que necesitaban crear una nueva plataforma:

“Con ALTEC nos dimos cuenta que había gente super poderosa poniendo a disposición de distintos actores plataformas y códigos que pudimos retomar.  Reconocer que estábamos usando la tecnología y que la tecnología no era un gran monstruo ni que era el gran fin, si no uno de los medios para darle voz a los que no tenían voz”.

Para Juliana Uribe, uno de los aprendizajes más importante fue entender que la tecnología es una herramienta que debe acompañarse por otros procesos de construcción de confianza: “La tecnología nos empodera y nos da herramientas, pero eso no reemplaza nuestra necesidad de generar redes”.

Actualmente, la iniciativa Paz en Construcción reconoce que su próximo reto son las elecciones locales y regionales donde buscan acompañar a jóvenes que quieren lanzarse a cargos públicos. “Lograr incidencias más concretas en lo local”. 

En este contexto, otro de los grandes retos sigue siendo el tema de seguridad: el trabajo de incidencia que se vuelve en algo de alto riesgo. 

Para finalizar, Lucía Abelenda preguntó sobre los próximos pasos para esta iniciativa que busca que las y los jóvenes tengan representación en los distintos grupos que están discutiendo sobre el proceso de paz. 

“Para los jóvenes, la paz no son los acuerdos de paz, la paz está en un país con derechos para todos, abierto, donde se respete la vida, realmente con transformaciones más profundas. Esos son procesos que nos tomarán muchos años en establecer”, destacó Juliana Uribe. 

Continuar construyendo redes y una agenda común son claves para activar ecosistemas que permitan seguir avanzando hacia la participación de la juventud en la construcción de paz en Colombia. 

Te invitamos a conocer las historias publicadas en Región de Datos y las reflexiones derivadas en los siguientes webinars.

Nuevos Tweet