¿Por dónde empezamos a construir una comunicación igualitaria en nuestras organizaciones?

Existe una relación intrínseca entre la lengua y la forma en la que concebimos e interpretamos la realidad. Esto se manifiesta en un sesgo lingüístico con base en el género que se ha convertido parte de nuestra cotidianeidad y en un obstáculo para lograr el objetivo común de igualdad y equidad en nuestra sociedad.

El propósito de las siguientes recomendaciones es ofrecer una muestra de los diversos recursos prácticos contenidos en la guía que servirán de apoyo para construir una comunicación igualitaria en cada uno de los ámbitos comunicacionales que presenta una organización.

  1. Antes de accionar, es necesario problematizar la comunicación como una dimensión relevante de la vida institucional. Esto se puede hacer a través de la desmitificación de ciertos argumentos o formas de pensar que se internan en la vida laboral.
  2.  Comprender que el lenguaje tiene un rol clave en los procesos de equidad e igualdad que se impulsan en organizaciones tanto hacia dentro como hacia afuera, en sus vinculaciones con otros actores.
  3. Diseñar acciones concretas para reparar en cómo se producen y reproducen
    imágenes y símbolos en cada paso del proceso. Un enfoque de género aplicado a la comunicación institucional rescata el valor de la diversidad y la pluralidad. Adoptar un Plan de comunicación inclusiva y no sexista, como herramienta que materialice y ponga en marcha las acciones necesarias para trabajar y conseguir la igualdad real en nuestras organizaciones.
  4. Establecer pautas y asignar recursos que apoyen el uso de una comunicación
    inclusiva y no sexista de manera sistemática e integral.

Estas 4 etapas no son la respuesta definitiva a los problemas de desigualdad que vivimos al interior de las organizaciones, pero sí son un esbozo de acciones y decisiones que se deben de tomar en cuenta para lograr una comunicación igualitaria apegada a sus procesos, historias y retos en materia de género.

Para finalizar, esta Guía pone a disposición algunos recursos prácticos para que organizaciones y empresas comiencen a transformar la comunicación institucional en sus dimensiones oral y escrita, así como gráfica y digital con sencillos tips que nos permitan transformar de a poco el día a día de la vida laboral.

Al igual que la Guía práctica para la igualdad de género, este documento no pretenden dar soluciones infalibles para la igualdad, sino proporcionar a organizaciones y empresas del ecosistema, diversas acciones complementarias que ayuden a transitar a un horizonte de igualdad.

Es momento de construir organizaciones más inclusivas e igualitarias, el lenguaje es un muy buen primer paso para cambiar la realidad. ¡Palabras a la obra!

Para mayor información y entrevistas favor de contactarnos en info@altec.lat