Región de Datos. El principio de nuevas narrativas sobre cambio social.

Por Gloria Guerrero

Colaboradora de ALTEC

Desde ALTEC, a comienzos de 2019, nos preguntamos cómo contar las historias de los proyectos de tecnología cívica que hemos acompañado en la región. Nos cuestionamos cómo estas historias podrían aportar al ecosistema y ser un insumo para otras organizaciones o simplemente replicarse.

En esta búsqueda, Distintas Latitudes, socio a medida para comenzar esta aventura de documentación y reflexión, nos acompañó a escribir estas historias. Esta mancuerna permitió que jóvenes periodistas latinoamericanas y latinoamericanos entrevistaran a los equipos de diversos proyectos y construyeran una nueva narrativa. Así nace Región de Datos, Historias que transforman en el marco de la Alianza Latinoamericana para la Tecnología Cívica, ALTEC.

Para Distintas Latitudes, #RegiónDeDatos significó un aprendizaje colectivo muy importante. Este espacio colaborativo con ALTEC tuvo como objetivo describir, explicar y difundir los orígenes, crecimiento e impactos de diversos proyectos de tecnología cívica en América Latina, desde una mirada periodística. Esto obligó a nuestro equipo de jóvenes periodistas a capacitarnos y entrar en contacto con proyectos y tecnologías que no siempre conocíamos, pero que ahora consideramos apasionantes y de alto impacto en términos de innovación social. En esta alianza con ALTEC logramos generar diversos contenidos en español (que no abundan) que esperamos sean de utilidad para cualquier persona interesada en conocer el ecosistema de tecnología cívica en la región.” Ketzalli Rosas, Coordinadora Operativa de Distintas Latitudes

En este camino, se compartieron 14 textos que narran los retos, logros, aprendizajes e impactos de 5 proyectos que buscan construir una nueva realidad a partir de entender la tecnología como bien público en nuestra región.

Las historias lograron llegar a 6,250 lectores en el sitio de ALTEC y a más de 15,500 usuarias y usuarios en redes sociales. Esperamos que los contenidos generados sirvan como un repositorio de experiencias que continúen siendo de utilidad para nuevos público y cualquier persona interesada en el tema. 

En este ejercicio también queríamos complementar las historias con espacios de deliberación donde las y los implementadores de los proyectos pudieron compartir de viva voz sus aprendizajes y retos. A través de 4 webinars logramos conectar a la comunidad de tecnología cívica con otras organizaciones como universidades, think tanks y colectivos. 

A primera vista pareciera que los 5 proyectos participantes en este ejercicio son muy diferentes, pero hay algo que los une, el uso de la tecnología en combinación con importantes ejercicios y dinámicas de participación ciudadana offline. El común denominador, el interés de cambiar la realidad a través del involucramiento de la ciudadanía en todas sus formas. 

Un gran aprendizaje fue el valor de las alianzas, unir capacidades, recursos y habilidades. Esto ha permitido que estos proyectos tengan mayores alcances e impactos. La innovación también se trata de explorar de manera distinta fórmulas ya conocidas y crear nuevas rutas en el terreno social y cotidiano. Esto implica apostar por alianzas.

“Creo que es el único camino posible y real. Para que las herramientas impacten en la política éstas deben ser construidas junto con quien está en la punta”. Gabi Juns, Instituto Update 

Para estas iniciativas la tecnología es una herramienta que en conjunto con el involucramiento de las comunidades logra nuevas dinámicas que mejoran nuestras democracias. Otro ejemplo de esto es Río Abierto, “una plataforma dinamizadora de una comunidad de conocimientos, más que de contenidos”, explica Lucía Pardo, coordinadora general del proyecto.

Los proyectos abordados en #RegióndeDatos le dan un gran valor al hecho de acercar a la ciudadanía a la tecnología de una forma más tangible. Como menciona Florencia Luján, miembro de la red de periodistas de Distintas Latitudes: 

Trabajar la historia de Blockchain en Bahía Blanca me acercó a una tecnología que desconocía por completo, y de la cual logré comprender su valía para la transparencia estatal una vez estando en terreno. Creo que para lograr apropiarnos de estas tecnologías, desde una perspectiva cívica, debemos acercarnos a ellas, conocerlas, estudiarlas y sobre todo interactuar con las mismas.”

Un proceso de apropiación de tecnología donde las comunidades conjugan un entendimiento más claro de dinámicas políticas, económicas, sociales y tecnológicas permite generar proceso holísticos de incidencia, participación y transparencia.

#RegióndeDatos llega a su fin pero desde ALTEC seguiremos compartiendo el trabajo de las organizaciones que a través de la tecnología cívica transforman dinámicas y modifican estructuras. 

Aquí un resumen de las historias por si te perdiste alguna. Dale clic a la imagen para desplegar: 

Nuevos Tweet