Romper la cadena: Blockchain y mercados tecnológicos desde la perspectiva de igualdad

Más allá de las criptomonedas, la tecnología blockchain y las empresas que impulsan este tipo de iniciativas están trabajando para incluir nuevos enfoques en sus formas de trabajar por el cambio social en América Latina. Lucas Jolias, director de Prince Consulting, una de las empresas que junto con Mismática de Marcos Malamud, impulsan la iniciativa Blockchain de la primera generación ALTEC, nos compartió su experiencia de trabajo con el enfoque transversal de género ALTEC.

* La transcripción de la entrevista fue ajustada para una mejor comprensión de lectura.

Los términos técnicos, el enfoque económico y los perfiles de las organizaciones que son parte del ecosistema de datos abiertos y tecnología cívica en América Latina no son obstáculos s para la apuesta por un enfoque transversal de género. Prince Consulting, una de las empresas aliadas de nuestro ecosistema, nos compartió los aprendizajes de un año de trabajo con la Línea  de Género ALTEC y los retos a los que se han enfrentado para comenzar a transformar sus prácticas y la forma de hacer tecnología blockchain desde la perspectiva de igualdad.

El género en el mercado tecnológico de América Latina

Prince Consulting es una empresa que tiene 3 líneas de acción: investigaciones de mercado en Argentina y la región, otra línea son eventos y una tercera línea tiene que ver con tecnología y gobierno.

Cuando nosotros arrancamos el proyecto de ALTEC expusimos que no teníamos nada de género y nunca habíamos puesto la temática sobre la mesa. Somos 5 y trabajamos con consultores independientes y poner en la mesa el tema de género fue un reto y un aprendizaje también para todos y para mi socio. No sabíamos nada del tema y teníamos mucho interés para hacer cosas al interior de la organización y también para lo que hacemos hacia afuera.

Ahí empezaron a surgir algunas cosas que nos ayudaron principalmente a conocernos y a conocer la complejidad del tema de género en el mercado tecnológico, por lo menos en nuestro país.

Los desafíos de construir lo que hacemos desde el género

Nosotros organizamos el “Foro de Ciudades Inteligentes” desde hace 16 años y jamás había estado el tema de género en la agenda. Este año empezamos a ver que todos los eventos, especialmente éste que es el más importante, estuviera cruzado por la agenda de  género. Cuando empezamos a armar la agenda, armamos un panel especial para hablar sobre género, donde iban a hablar tres funcionarias. Ahí tuvimos tres problemas:

Primero nos dimos cuenta de la poca cantidad de funcionarias mujeres en tema de tecnología. Y uno cuando tiene un evento tiene que equilibrar el tema de género, pero también el tema de que no siempre hablen las mismas. Nos empezamos a dar cuenta que en los eventos anteriores todas las mujeres que estaban a nivel municipal ya habían sido oradoras.

¿Cómo armábamos una agenda con el tema de género, pero que no siempre sean las mismas caras?

Logramos armar un panel de género con tres funcionarias con cargos importantes. La idea era debatir el tema de género y tecnología, pero tres días antes del evento nos cancelaron las tres funcionarias.

No pudimos hacer el panel de género, pero sí tratamos de que en todos los paneles hubiera una mujer hablando el tema de tecnología.

Los aprendizajes: género, tecnología y modelo de negocios de las empresas

Ahí nos empezamos a dar cuenta del problema de género en la tecnología. Nosotros damos clases, yo en particular desde hace 15 años, y de 40 estudiantes  sólo hay 1 o 2 mujeres en las carreras de tecnología. Entonces también me ayudó en el ámbito académico para plantear el tema y trabajarlo con las universidades.

También algo interesante que surgió fue que ante las empresas que nos pedían estudios de investigación empezamos a pedirles que comenzaran a abordar el tema de género. Por ejemplo ahora tenemos un estudio sobre capital humano, TICS, capital humano en tecnología en Argentina y logramos que el cliente incluyera al temática de género.

Fue un año de muchos aprendizajes porque estábamos en cero y nunca lo habíamos hecho de manera abierta, nunca habíamos puesto el tema sobre la mesa.

El mayor impacto que tuvimos en un año de trabajo con la consultoría fue a ayudarnos a replantear el modelo de negocios, desde el enfoque de género.

La experiencia de Prince Consulting a través del enfoque transversal de género empieza a romper las cadenas dentro del sector empresarial dedicado al desarrollo de la tecnología blockchain para hacer de la perspectiva de género un marco necesario para diseñar y ejecutar proyectos para el cambio social en la región.

Publicación reciente
Categorías
Etiquetas