Última Guía de Género.Tecnología y género para pensar ciudadanías más inclusivas.

“Género y tecnología como oportunidades para ampliar la ciudadanía” es nuestra cuarta y última guía de género. A través de su contenido buscamos complejizar las nociones de ciudadanía para ampliar los alcances de la tecnología en relación al rol de las mujeres y otras comunidades no representadas.

Después de publicar la Guía práctica para la igualdad de género, la Guía para una comunicación Igualitaria y la Guía para transversalizar el género en tus proyectos; este último material sobre ciudadanía, género y tecnología se convierte en el cierre de un ciclo que significó un intenso trabajo con las organizaciones que formaron parte de ALTEC. Es también, la posible base para el desarrollo de nuevos enfoques para avanzar hacia la igualdad en el ecosistema de tecnología cívica.

Las guías constituyen una orientación básica, que sujetas a constante revisión, son un punto de partida que permiten utilizar una mirada crítica de los modos de operación y cómo pueden reformularse las acciones de nuestras organizaciones teniendo como parámetro un horizonte de igualdad.

¿Cuál es el objetivo de ampliar los conceptos de ciudadanía al incorporar la discusión de tecnología inclusiva?

La tecnología se presenta como una oportunidad para recoger, visibilizar y viabilizar aquellas demandas que las mujeres como ciudadanas han hecho propias, pero esto no es posible sin una perspectiva de género e inclusión. Esta Guía busca discutir más ampliamente las nociones de ciudadanía y que esta discusión repercuta en acciones concretas de organizaciones y empresas para que incluya a personas y comunidades antes invisibles dentro de los espacios de poder. 

Uno de los puntos a destacar de esta Guía es la comprensión de los papeles del género y de la tecnología como constructos sociales

  • La tecnología es un nuevo espacio social atravesado por factores de desigualdad (género, clase y otros condicionantes sociales). 
  • No hay usuarios universales, es necesario contemplar perfiles diversos para ampliar el uso de las soluciones tecnológicas. 
  • La tecnología nutre a la ciudadanía a partir de hacer visibles y viables las demandas que las personas y comunidades han construido y su posible solución.

Esta Guía ofrece tres planteamientos sobre la ciudadanía elaborados desde ALTEC y las consultoras PARES, que sirven de sustento para desarrollar y pensar tecnologías incluyentes.

1. La ciudadanía en nuestras sociedades no fue ni es universal.

La ciudadanía es una condición vinculada a las relaciones de poder permeada por una construcción ideológica basada en el hombre blanco y heterosexual con derechos. Desde ese punto de vista, la ciudadanía funciona de manera parcial y no universal. Históricamente ha excluido a otros sectores que también tienen derecho a tener los mismos derechos. 

2. La ciudadanía no es estática ni cerrada.

La relación entre Estado y el individuo no es estática. Se negocia, construye y reconstruye constantemente a través del tiempo. La ciudadanía se adapta a cambios que dependen de las transformaciones de las relaciones de poder en las que se encuentra inmerso el individuo. 

3. La ciudadanía no es lineal ni estable.

El goce de derechos no es lineal, hay avances y retrocesos. La ciudadanía puede ampliarse en ciertos contextos y momentos, pero a su vez también puede restringirse. 

Estos tres planteamientos son claves para pensar en la ciudadanía y la tecnología en contextos más amplios, diversos e inclusivos. Se deben tomar en cuenta las demandas y cuestionamientos a las relaciones de poder, el status quo y a los estereotipos basados en la idea del hombre como usuario universal para desarrollar mejores plataformas.

Descarga esta Guía para desarrollar tecnología más inclusiva con nociones más amplias de ciudadanía. 

No olvides seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram donde podrás encontrar materiales didácticos sobre las 4 Guías de Género ALTEC. Encuentra tips, ruletas, barómetros para medir el enfoque de género y muchas cosas más.

Nuevos Tweet